¿Se acuerdan de en El Regreso del Jedi cuando empiezan a ganar los rebeldes, las escenas de celebración que ocurrían en los distintos planetas mientras el Imperio caía?


Así se sintió esto.

Pato y Jopa de Mylko bien pudieron haber sido los pilotos del halcón milenario porque ellos han empezado este festival indicándonos la buena onda y la buena vibra necesaria.

Set corto, dulce, y las emociones a flor de piel cuando tocaron Bloom.